Llevar itinerario de viaje, SI o NO.

0
Soy de los que piensan (como muchos) que desde que se ha definido un destino ya se está empezando a viajar
 
El empezar a buscar vuelos, según sea el caso, buscar hospedaje/alojamiento, definir que hacer y a donde ir, incluso donde comer, que visitar puede resultar para muchos un dolor de cabeza; y aquí surge una pregunta ¿vale la pena ir con todo el viaje ya planificado?
Consciente estoy de que no debe haber distinción entre lo que unos se hacen llamar viajeros y a otros llaman turistas. Unos van de ciudad en ciudad sin definir los días, sin un estricto plan de visita, haciendo “slow travel”; otros que prefieren tener claro y seguro que harán y a donde los llevarán, así que optan por contratar una agencia de viajes, un tour, olvidarse de todo y al final solo dedicarse a disfrutarlo. Hay a quienes les gusta investigar, leer y adentrarse por completo en la ciudad a visitar, en su historia y costumbres, de manera que al llegar se le vea con ojos de “reconocimiento“; y por último aquellos que ni buscan tour ni agencias ni investigan y sólo se limitan a explorar, dejarse llevar y cautivar por la propia belleza ciudad.
 
No hay viajero perfecto ni experto… solo algunos más experimentados. Y esto se debe no solo al viajar con frecuencia sino en aprender en si mismo a viajar. Cada nuevo viaje es un nuevo aprendizaje. Las experiencias que un destino deja o ha dejado, cierto, no serán las mismas pero si pueden aplicarse para el siguiente.
 
Y más que decir que tienes sus pros y contras, personalmente lo defino como que la cosa es al gusto y placer de cada persona.
 
SIN itinerario.
 
Imaginemos planear un viaje de vacaciones para el verano; la primera pregunta es: ¿cuantos días libres tendré para dicho viaje? resulta que la respuesta puede cambiar los planes y optar por el CON itinerario y tour pagados, pero bueno, haremos de cuenta que se tienen 15 días. 
¿Destino nacional o internacional? tomar en cuenta que el Internacional por lo regular habrá que restarle 2 días casi nulos (por motivos de vuelo).
¿Investigar previamente o dejarse llevar por las recomendaciones locales? Tener disponible al momento del viaje una guía de viaje ayuda mucho, pero ¡investigar previamente ayuda más!. Déjate guiar por lo que han hecho algunos otros viajeros, por los que han compartido sus experiencias; pero nunca hagas exactamente lo mismo, a menos que la recomendación sea la de subir la Torre Eiffel.
¿Que hacer? a veces es un dilema; si no lo tienes claro y te da por igual lo que puedas hacer en el día o noche, pues disfruta la caminata y el perderte por calles y callejones. Regularmente se opta por descubrir rincones inexplorados.
¿Hospedaje? es muchas veces un tema delicado, si bien es importante una buena cama porque es ahí donde descansarás y repondrás energías, dedicarle mucho tiempo a decidir en que Hotel harás tu reservación puede causar dolores de cabeza. Mi recomendación es como siempre tener en cuenta una buena ubicación (aunque siempre depende del destino), tener buenos y fáciles accesos. Y el santo y sagrado WiFi gratuito, jeje!
¿Transporte? también siempre dependiendo del destino y/o ciudad es posible resultar más cómodo rentar un auto; aunque muchas veces es más económico usar transporte público, y te hará sentir como un habitante más de la ciudad.
¿Gastronomía? puede ser en algún momento lo más importante y determinante en la calificación de un destino. Algo que no se puede dejar pasar por alto: comer. Para mi, no hay como preguntar los lugares típicos y las recomendaciones de restaurantes de los propios habitantes de la ciudad; aunque en todo viaje bien sabemos o hemos escuchado de ese lugar tradicional, famoso y típico al que no se puede ir sin conocerle de cerca.
 
CON itinerario.
 
La cosa puede resultar más sencilla casi en todo pero tampoco quiere decir que sean malos viajeros o malos turistas, y que por el contrario, son precavidos.
Puedes elegir entre definir tu propia ruta a seguir o que te designen una a placer, y tener una pequeña lista de las atracciones que puedes visitar.
Tener bien determinado el camino y/o ruta ayuda a ahorrarse tiempo y aprovechar al máximo una ciudad, aunque regularmente será sin flexibilidad de horarios y por tanto de “carrerita“. 
Dejarse llevar por guías o tours contratados hará tener asegurado un conocimiento más profundo de las atracciones, monumentos o museos al final del viaje. Aunque seguramente éstos te llevarán a los sitios “típicos” y por ende con más aglomeraciones.
Llevar un itinerario definido también ayuda y mucho. Difícilmente se puede ahorrar dinero, aunque tampoco es una regla.
Casi con seguridad te puedo decir: ¡no te vas a perder!… aunque eso puede hacer perderte de muchas otras cosas.
 
Son ventajas y desventajas de una y otra forma de viajar. Al final no es tan mala una mas que la otra, y por lo regular, como un punto de vista personal, se deberían mezclar para sacar mejor partido al viaje. Así que, ¿a ti como te gusta viajar? Puedes ayudar a enriquecer esta publicación diciendo tu opinión, tu gustos y cuales ves como puntos a favor o en contra. Si estoy mal, házmelo saber que estoy ansioso por aprender! ;)
 
internet
Consejos para tu próximo viaje (aunque suene reiterado):
 
1.- Compra con anticipación tus vuelos y tus reservaciones de hospedaje.
2.- Muchas veces viajar en Martes sale más barato.
3.- Hospedarse de Domingo a Jueves puede hacerte ahorrar dinero.
4.- Flexibilidad en tus planes de viaje puede ayudarte a economizar.
5.- Comprar entradas a atracciones, parques y/o museos anticipadamente (en linea, por ejemplo) también te hará ahorrar dinero.
6.- Lleves o no itinerario… trata siempre de investigar acerca de tu destino.
 
¡ Buen viaje !
Mochilero Soy.
Share.

About Author

MochileroSoy

Travel Blogger • Relatos, consejos y experiencias al viajar • Viajo con mochila • Taquero de corazón y amante de los Chocolates • La vuelta al mundo: muy cerca!

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.