Mi experiencia en Hotel Misión Xalapa.

1
Hace unos dias me armé un mini ‘roadtrip’ por Veracruz y me escapé de la casa con la idea de hacer un viaje mas en contacto con la naturaleza, incluyendo visitar Coatepec, Xico y ese espacio donde es conocido como el ciclo verde que tienen una unidad de manejo de plantas y animales llamado SilvoAventura, en fin, tenia un par de actividades y visitas programadas y otras mas a la aventura, entre ellas el hospedaje…aunque en principio había hecho una solicitud de “coachsurfing” a quienes ya tengo de amigos desde hace un tiempo, por una o por otra razón me cancelaron, así que no tenía opción mas que buscar donde dormir.

 

Busqué en dos de mis muy útiles Apps preferidas, una llamada Hotel Tonight y la otra Booking, en la cual te muestra ofertas de ultimo momento para la noche que solicitas estadía, sin embargo la única opción que tenia era el Best Western, y ya tuve una experiencia y no fue tan buena. 
 
Mas adelante, sobre la calle 20 de Noviembre esta el Hotel Misión y aunque estaba seguro que el presupuesto no iba a ajustar al que suponía como costo de la habitación, el intento hice al detenerme a preguntar, y así fue la platica que sostuve con el joven de recepción, de quien lamentablemente olvide su nombre:
 
MS-MochileroSoy / HMX: recepcionista de Hotel Mision Xalapa
 
HMX: Buenas noches señor, en que puedo servirle.
MS: Buenas noches… oye, ¿tiene habitaciones disponibles y me dices el costo, por favor?
HMX: Claro, tenemos desde $1,100 con desayunos incluidos. Le puedo ofrecer una habitación con descuento en $900 con impuestos y desayuno incluido.
MS: (gesto de ya valió) ¡Uy!, fíjate que vi una oferta en Booking y me salía en $695, aunque me imagino que es sin impuestos, saco mi teléfono y justo se acaba la batería y se apaga (no estaba planeado, lo juro)
HMX: Es correcto, señor. Las tarifas que marcan ahí generalmente son sin impuestos.
Podríamos hacerle un descuento adicional de… déjeme ver (saca la calculadora), me pregunta: ¿cual tarifa es la que vio? y hace teclear los números. Me dice (titubeando un poco) le podríamos dar las mas baja $749 con impuestos pero sin desayunos, ya para que se quede con nosotros.
MS: Perfecto, ¿me dices el numero de mi habitación?

 

Era la segunda vez que entraba a un hotel sin reservación en modo “walk-in” y fue una grata sorpresa la excelente atención desde el primer momento. 

La habitación era grande y con una decoración que cautiva y te hace sentir de momento como en una cabaña, como en un pueblito con decoración de fachadas dentro de la habitación. A la mañana siguiente descubrí la terraza, al abrir la puerta me encontré con una impresionante Araucaria y ese delicioso olor a pino, justo después una maravillosa y despejada vista hacia el resto de la ciudad y siendo adornado por el pico de Orizaba.

El hotel esta en una inmejorable ubicación, incluso se puede llegar caminando hasta el centro, aunque algunos conocedores dirían que no; justo al frente pasa el transporte publico y nos puede dejar en el centro histórico de la ciudad. 

Me despido muy agradecido, deje dicho en la recepción, tengo ganas de volver y disfrutar nuevamente la estancia…y no es amenaza, así será!

A mi salida me fui pensando y preguntando, ¿puede ser tan difícil este mismo trato en un Hotel? Siempre entiendo que somos humanos y por tal tenemos errores, que en ocasiones no está en las manos del personal solucionar situaciones y otras que el huésped es demasiado exigente con algunos detalles, pero la amabilidad siempre debe estar por encima de todo.

 

 
 
 
 
 
 
Mochilero Soy.
Share.

About Author

Travel Blogger • Relatos, consejos y experiencias al viajar • Viajo con mochila • Taquero de corazón y amante de los Chocolates • La vuelta al mundo: muy cerca!

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.