De hospedaje en Cancun.

2
Hospedaje cortesía en Fiesta Americana, expectación y emoción por conocer por primera vez Xel-Ha y Xcaret, vuelos demasiado económicos…todo estaba conjugado para una gran semana en las paradisiacas playas del caribe mexicano.
Llegábamos de un vuelo de 1:25 hrs directo entre Veracruz y Cancun alrededor de las 6 de la tarde; sin transporte para ir de la terminal al Hotel, por suerte que encontramos a una amiga que vive allá y que su novio (también amigo) le iría a buscar, así que ese tema de la transportación estaba solucionado.
City Junior.
Al llegar al City Junior Cancun, justo a un lado del City Express, el cual había elegido para 2 noches y pensando en que estaría todo el día disfrutando de las maravillas naturales de los parques así que no tenía caso un hospedaje mas costoso en el que no iba a disfrutar de sus instalaciones. Tiempo de hacer check-in y desde ahí pintaba para no ser una grata experiencia; ni siquiera un “buenas noches y bienvenido”, algo que debería ser obligación en recepción. Al final, ya estaba ubicado y era triste pensar en el: “bueno, solo serán dos noches”. El desayuno esta incluido, y este incluye leche, cereal, fruta y jugo.
No hay grandes cosas que agregar, solo que el personal no fue nada amable, que la habitaciones estaban con mucho olor a humedad, y algo que me pareció raro observar fue la brillante idea de “alguien” que se le ocurrió poner un bote de esos que se supone absorben el olor. En fin, debut y despedida.

Fiesta Americana.
En fin, era hora de disfrutar ahora si las instalaciones durante 3 días.
Casi podría asegurar que cualquiera al escuchar el nombre “Fiesta Americana”, piensa en confort, descanso, vacaciones y hasta “lujo”… y ni qué decir del buen trato que uno imagina deben dar a los huéspedes.

Debo confesar que esta era mi primera vez en un Fiesta Americana, y lo mejor, que era una estancia de cortesía que afortunadamente me había ganado en el concurso de “Antler Equipaje, esas maletas de diseño resistente y muy livianas de las cuales les he hablado en otras ocasiones y que casi siempre me acompañan cuando viajo; pero he de decir que si me causaba inquietud y estaba algo nervioso de sí el trato que me brindarían sería como a sus demás huéspedes.

Mi estancia se resume en esto: desde que llegamos a la entrada amablemente nos recibió un “bell-boy” quien nos ayudó con el equipaje y a cambio nos dio unos tickets de resguardo de maletas, ya que como llegamos con anticipación nos hacen el favor de guardar el equipaje en lo que uno puede tener acceso a la habitación.

La llegada a la recepción fue muy amable también, un joven tomó mis datos, ya saben, lo tradicional al hacer cualquier check-in, y nos invitó a poder hacer uso de las instalaciones del hotel en lo que nuestra habitación estaba lista.

Ya más tarde, ahora si nos asignaron habitación, la cual me gustó mucho pues estaba en el primer piso del hotel y sólo tenía que caminar unos cuantos metros, bajar una pequeña escalera y ya estaba en el área de albercas, que por supuesto pudimos disfrutar al siguiente día; pero siguiendo con la descripción de la habitación, al ser Villas éstas cuentan con desayunador, cocineta (sin horno), vajilla para hasta cuatro personas, frigobar y tiene una terraza con una bella vista.

Al siguiente día, bajamos con dirección a la palapa, la cual tiene una vista espectacular, aquí es donde se sirve el desayuno tipo buffet, muy variado y con muy buen sazón.


Lo consecuente fue disfrutar de la playa, descansar en los camastros teniendo tan bello marco, bañarse en las cristalinas aguas, para después poder disfrutar un rato de la grande alberca.

En conclusión, aunque fue corta fue una muy buena experiencia, puedo decir que el Fiesta Americana puede no ser comparable con los grandes resorts que hay en Cancun y Riviera Maya pero sí hay un trato amable y buen servicio, y eso es muy importante; gracias porque me hicieron pasar un agradable fin de semana en este gran paraíso de México. 




Mochilero Soy.
Share.

About Author

Travel Blogger • Relatos, consejos y experiencias al viajar • Viajo con mochila • Taquero de corazón y amante de los Chocolates • La vuelta al mundo: muy cerca!

2 comentarios

  1. yesenia chacon on

    hola estuve leyendo tu blog y de verdad tu no eres mochilero eres un viajero que es otra cosa, hago la acotacion ya que son 2 cosas muy diferentes ya que el mochilero busca economia y tu en los hospedajes que te quedaste son costosos

    • Hola, agradezco que te hayas dado una vuelta leyendo el blog; entiendo que cada quien tiene un concepto diferente de Mochilero por lo ambiguo. Y en economizar no solo debemos hablar de hospedaje, también hay que incluir transporte, comida, visitas, recorridos, etc… he hecho y acostumbro hacer couchsurfing y eso es mas que economizar en hospedaje… Nos estamos leyendo, te mando un abrazo y excelente semana! ;)) ¡Saludos!

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.