Cerro de Monserrate y Quinta de Bolivar.

0
Segundo día y es hora de subir el cerro mas reconocido de la ciudad: el de Monserrate.
Caminando desde el hotel, en el centro histórico, son no mas de 25 minutos de caminata para llegar hasta la taquilla para abordaje del funicular o teleférico; eso si, es por momentos una pesada “subidita” y difícil para muchos que están acostumbrados a vivir al nivel del mar (como yo) y no a las 2,630 msnm aprox donde esta Bogotá.

Hay tres opciones para ascender al cerro, los que ya he mencionado, salvo el teleférico que opera después de las 12 del medio día, y una opción mas es caminando o corriendo, según tu nivel de condición-deportista.
Dicen que desde hace mas de 4 siglos suben y bajan peregrinos sedientos de paz y buscando una luz que los ilumine en su vida personal, alivie sus dolores o incluso quienes cumplen con una promesa, sin embargo yo preferí subir por el lado menos complicado y si el mas cómodo, el funicular. Tiene un costo de $15,800 COP ($7.90 dlls / $105 pesos MXN aprox.) viaje redondo y se puede combinar, es decir, yo subí en Funicular y bajé en Teleférico.
Desde que se empieza a subir se tiene una vista impresionante a la ciudad de Bogotá, yo he subido de día, pero igual de noche debe ser un espectáculo aparte presenciar la gran ciudad iluminada.

Saliendo del funicular empieza el ultimo tramo de subida en rampa para llegar hasta la iglesia y santuario de la virgen de Monserrate
Hay un área destinada a los deportistas que mañana a mañana suben a hacer ejercicio.
La rampa esta destinada para que las personas con capacidades diferentes también puedan hacer el ascenso. El trayecto es un gran jardín lleno de plantas, arboles y flores de diferentes clases y tamaño; la parte de atrás tiene una gran vista a las montañas vecinas.

La iglesia es pequeña y sencilla, me ha tocado que le estuvieran dando su “manita de gato” seguramente por lo cerca que estaba la semana santa. El santuario donde se puede admirar la virgen de Monserrate es pequeño pero muy bonito; con suerte se puede presenciar misa, pues todos los días se oficia en diferentes horarios.
También hay un área de souvenirs y comida; botanas y cosas típicas, una empanada, por ejemplo, que yo me comí cuesta $1,000 COP, una obligada visita al baño cuesta $500 COP.

Observar la ciudad de Bogota desde el mirador en la parte mas alta está a 3,152 metros sobre el nivel del mar…o sea, se tiene una gran vista panorámica maravillosa. El descenso ya me tocó hacerlo en Teleférico, y este dura unos 3-5 minutos para disfrutar de las ultimas imágenes panorámicas de la ciudad.

Siempre la bajada es mas sencilla, así que sin problema el mismo camino me lleva a la Casa Museo la Quinta de Bolivar, donde vivió una temporada el gran Libertador, donde se debe hacer una parada obligatoria.
El costo de entrada $4,000 COP ($2 dlls aprox) con guía de audio incluida para escuchar gran parte de la historia del lugar, de los muebles y como fue en su momento la distribución de las recamaras.
La duración de la visita puede alargarse hasta 2 horas si se va con calma y se disfruta de los jardines y descanso. 

Como ya es la hora de la comida, por suerte y solo por mera casualidad me encuentro en el camino las hamburguesas El Corral, famosas por su carne cocida al instante y a la parrilla. Costo aproximado: $23,000 COP con bebida incluida por persona.

Después de una larga caminata, me reencuentro con el chorro del Quevedo, aquí es muy común ver a los estudiantes hacer escala para platicar, cenar o beber un poco de chicha, popular y típica bebida fermentada que marea a cualquiera.

Por ultimo, un puesto de arepas…cocidas a la parrilla y con carbon; y como al lugar al que fueres comerás lo que vieres, de una vez 2 para despedir un gran día de subidas y bajadas por el centro de Bogota… ¡vaya día!


Mochilero Soy.
Share.

About Author

MochileroSoy

Travel Blogger • Relatos, consejos y experiencias al viajar • Viajo con mochila • Taquero de corazón y amante de los Chocolates • La vuelta al mundo: muy cerca!

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.