Que ver y hacer en Rosario.

0
Rosario, en la provincia de Santa Fe, es una ciudad tranquila, limpia y sin el ruido o movimiento de las grandes ciudades, pero no por eso menos importante, pues es una de las mas pobladas del territorio Argentino. Para llegar hasta aquí desde Buenos Aires yo había tomado el bus desde el aeropuerto como lo cuento aquí, pero igual hay muchas opciones desde la estación Retiro y el precio del boleto oscila alrededor de los $200 pesosArg.

Mañana tranquila y soleada para caminar en la llamada Cuna de la Bandera: Rosario. Un fin de semana en el que mi mejor amiga fue la avenida Pellegrini, caminar por aquí es encontrar una y mil opciones de restaurante, café, pubs, cerveza, charlas, etc. Así que caminando desde el apart hasta el monumento de la bandera son unas 15 calles. 

El monumento admira muy de cerca el río Paraná y éste resguarda desde la costanera a la bandera hondear día a día. Subir a la torre donde se encuentra un mirador a unos 70 metros de altura es una opción para ver desde arriba esta bonita ciudad llena de plazas y parques ($5 pesosArg); el sitio es marcado por la historia del general Manuel Belgrano como el primero en izar la bandera con los colores celeste y blanco y al que posteriormente se le insertó el sol de mayo al centro, como símbolo por la independencia; y justo debajo de la torre es donde se encuentra la tumba del Gral. Belgrano. 
Cruzando el patio del inmenso monumento se encuentra la llama de la Argentinidad, fuego sagrado de la argentinidad que arde de manera permanente a manera de homenaje al solado desconocido. A un lado se encuentra la Basilica Central de Nuestra Señora del Rosario; después de admirar la construcción llena de mármol por doquier, un descanso en el parque Barrabcas de las Ceibas ubicado a un costado no viene nada mal.

Caminar por la costanera y observar la inmensidad del río Paraná es una opción mas para disfrutar la tarde, siempre y cuando no esté el quemante sol que me ha tocado. 


Empieza a rugir la tripa y es momento de deleitarse con algún corte para saciar el hambre, así que nos vamos a La Estancia, un típico e imperdible restaurante. Una cerveza es servida como si fuera champagne, un asado de tira del tamaño de mi pierna y que dios nos agarre confesados que la dieta a partir de hoy se rompe… no hay mejor recibimiento. El restaurante es famoso porque ha sido testigo de figuras del espectáculo y deporte desfilar como comensales, Cerati, Messi, Maxi Rodriguez, el profesor “Jirafales”, entre otros se han deleitado de los cortes que acá se sirven. Otro restaurante típico es El Establo, siempre con generosos cortes de carne que te hace pensar que le quitaron media “nalga” a una vaca, nada comparado con los limitados al platillo que se presentan en México.


Por la tarde-noche, y vale la pena recalcarlo, cualquier lugar es digno para una taza de café y una charla para cerrar el día con broche de oro, hablando de viajes… de que mas se puede hablar.







Notas curiosas:


*En los dos restaurantes donde he comido, ningún de los “mozos” o “meseros” han traído consigo comanda o donde anotar la orden de comida, me causa asombro la buena memoria de éstos.
* Algo, extraño para mi y como funciona en México es que a las 4-5 de la tarde se deja de servir alimento alguno y el restaurante cierra sus puertas. 
*La cerveza (que suelen ser de 1 litro) se mantiene fría en la misma hielera usada para la champagne, que gran idea.



Costos:

*Una comida completa por persona puede costar alrededor de unos $200 pesos Arg  ($320 pesos MX aprox.) incluyendo cubierto y propina.
*Un taxi empieza el banderazo en $9.84 pesos Arg.
*Acá no usé el colectivo, pero el boleto ocasional cuesta $4.20 pesos Arg.




Mochilero Soy.
Share.

About Author

MochileroSoy

Travel Blogger • Relatos, consejos y experiencias al viajar • Viajo con mochila • Taquero de corazón y amante de los Chocolates • La vuelta al mundo: muy cerca!

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.