Mi experiencia en el Hotel BaXar.

3
Buscas un destino que visitar, investigas, ves fotos, te platican, te aconsejan, etc. pero nunca es lo mismo cuando lo vives y lo experimentas (como cualquier cosa en la vida).
Llego al Hotel BaXar y el personal me recibe como siempre deseo que me reciban a donde quiera que voy: con una sonrisa en el rostro y haciendome sentir como en casa. El hotel cuenta con 21 habitaciones; y las hay desde el que no puede vivir sin el aire acondicionado, otras para sentir la naturaleza y vivirla junto a las plantas y palmeras, para quienes quieren vivir el atardecer desde su terraza, para los amigos en cama separadas, con una excelente atención del personal que ademas es parte de la comunidad de Pie de la Cuesta.
Desde la habitación tengo una espectacular vista hacia la playa, que en el camino se atraviesan los camastros tipo cama para disfrutar de una mezcla de sonidos indescriptible. Llega la hora de comer y nos espera una suculenta mesa llena de platillos tradicionales de la zona: pescadillas (quesadillas de pescado), tacos de camarón, de pescado, pescado a la talla entre otros, acompañados por supuesto con una cerveza y/o una margarita de fresa.
Nos alcanza el atardecer y llega la hora del “espectáculo”; un reluciente y brillante Sol con gran timidez y asombro de tan bello sitio se empieza a ocultar poco a poco tras el azul del mar para que los ojos sorprendidos de quienes lo presenciamos nos la pasemos ‘flasheando’ tan inolvidable imagen de Puesta de Sol. Lo acompañamos con un tradicional mezcal de Guerrero, tan exquisito como su gente y relajante como el propio Acapulco.
Los camastros ubicados en la arena son un lugar privilegiado para presenciar los últimos rayos del sol y tan majestuosa puesta de sol, y puedo asegurarles que tal imagen es comparable con cualquiera en el mundo y de la misma manera: inolvidable.
Llega la noche y acompañando la cena nos muestran las diversas actividades que hay por hacer al día siguiente: paddle surf, boogie surf y kayak, observar aves y especies animales dentro de los manglares, surfing y/o simplemente nadar en el mar o en la laguna de Coyuca.
Sin duda, me deja un gran sabor de boca, rebasa mis expectativas del lugar, pero sobre todo, es una inspiración mas para seguir conociendo las bellezas con la que cuenta Guerrero y MEXICO. Y no descansaré hasta cumplir mi sueño de conocer cada rincón de éste bello país.
Mochilero Soy.
Share.

About Author

Travel Blogger • Relatos, consejos y experiencias al viajar • Viajo con mochila • Taquero de corazón y amante de los Chocolates • La vuelta al mundo: muy cerca!

3 comentarios

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.