Primeras impresiones de Vancouver

1

Vancouver.-

Luego del tremendo (y terrible) madrugón de este Martes para abordar el avión ACA-997 de Air Canada con ruta marcada desde la Ciudad de Mexico hasta Vancouver… y pongo paréntesis (he hecho apenas 2 veces este mismo vuelo y puedo decirlo y confirmarlo, me parece terrible, en lo personal. Aunque al final del día valga la pena porque se llega a Vancouver a las 9:30 am aproximadamente, no deja de ser un terrible madrugan… tenía que expresarlo).

La mañana y el amanecer en la Ciudad de Mexico era espectacular desde el aeropuerto, ese rojo-naranja detrás de las montañas y el Popocatépetl luciéndose con una pequeña fumarola le ponía un toque especial; tal parece que el piloto quiso que todos los pasajeros vieran los espectacular de la vista aérea al DF porque hizo una vuelta panorámica de 360º y fue muy memorable.
El vuelo, como en un post anterior lo había puesto… no hay nada de comer (en cortesía), a menos que se ordene del menu y se pague, me parece un poco injusto que sea un vuelo de mas de 5 horas y no se otorgue alimento alguno (aunque desconozco las políticas).

Llegada al Aeropuerto:

Las vistas se empiezan a tornar grandiosas cuando empieza a descender para aterrizar, se asoman los pequeños lagos y las montañas llenas de nieve. En punto de las 9:55 am (hora local) aterriza nuestro Air Canada en el Aeropuerto Internacional de Vancouver. Una famosa ciudad, no solo por sus colores otoñales, por sus enorme parque (Stanley Park), por sus deseados y divertidos veranos, sino por su calidad de vida, por la calidez de sus habitantes, por la sencillez de los mismos, por sus edificaciones, su historia y su cultura. En fin, una ciudad de la que el año pasado me quedé con ganas de conocer, y que solo me tocó pisar el aeropuerto, y de ahi continuar el resto de la provincia (British Columbia).Vancouver

Pasar migración siempre me pone nervioso (no se por qué), y esta vez tenia la impresión de que serían mas duros, mas preguntones, mas serios, etc. sin embargo fueron preguntas como: ¿Viajas sólo? ¿Qué te trae a Canada? ¿Cuál es tu plan de visita? ¿A que te dedicas en México? ¿Cuándo fue la última vez que estuviste en Canada? ¿Cuantos días estarás en Canada?. Una vez sellado el pasaporte, hay que ir hasta la banda de equipaje, ahí me interrogó otro oficial y me preguntó nuevamente: ¿A que te dedicas actualmente en México? ¿Cuanto dinero traes?. Tomé mi maleta y a tomar la salida.
Ahí me esperaba una shuttle para llevarme al centro de la ciudad, sin embargo es muy sencillo llegar tomando el transporte publico. Una opción es el autobús, y toma unos 40 minutos, me dijeron que en el area de los vuelos nacionales hay que tomar el Bus 424 para ir a la estación de autobuses del Aeropuerto y luego de ahi tomar el de la linea 98-B; el inconveniente es que hay que pagar con el importe exacto, pues los conductores no dan cambio ($3.75 CAN). Otra opción es el SkyTrain, y por $9 dólares y 25 minutos se llega hasta el centro (que en realidad no está muy alejado), pues en auto fueron alrededor de 30-35 minutos.

Llegada al Hotel:

Llegando al Hotel incluido en el recorrido (del cual después les platicaré) me dijeron que el “check-in” es hasta las 3 pm, por lo tanto la habitación no estaba lista. Me dijeron que sin problema podían guardar mi equipaje, por si quería salir a caminar (eran 11:30am). Mas tardaron en guardar el equipaje que en sacarlo. Me llamaron desde recepción, me pidieron una tarjeta de crédito para garantizar con $200 dólares cualquier incidente (algo común en los hoteles, aunque se me hizo mucho dinero). Problema con la conexión, con la terminal o con la tarjeta, no lo sabemos. No hay problema, dijo la señorita de recepción,  su habitación lista, solo si quiere algun servicio deberá pagarlo en efectivo.

El resto de la tarde, explorar los lugares cercanos, caminar y oler la ciudad…¡algo que me encanta! Un cafe en Tim Hortons nunca puede faltar. Bastaron caminar unas 7 calles para llegar hasta el Puerto de Vancouver, donde se localiza el Canada Place, donde se encuentra una recién atracción llamada Fly Over, un recorrido virtual por Canada ($22 dólares la entrada); desde ahi se pueden hacer varios tours hacia distintos lugares, así también hay shuttles que te brindan transportación gratis a algunos lugares como Capilano Suspension Bridge con la condición de entrar al parque, por supuesto. Ahi también un pequeño malecón disponible para caminar que puede conducir hasta el Stanley Park. Mas tarde, volví hasta el hotel para de ahi caminar hasta un nuevo espectáculo montado de luces y laberintos que pinta para interesante, pero al llegar me dijeron que solo esta abierto de Jueves a Domingo ($20 dólares adultos $25 dólares niños).

La anécdota:

Volvía por la calle, caminando… buscando un rumbo, observando, explorando. Recién había salido de un pequeño supermercado donde había comprado un jugo, una manzana y una crema de labios. Ahí, en principio, aunque serían de cuenta $3.17 dólares, me “perdonaron” los ¢7 y solo me cobraron $3.10. Me guardé el billete de cambio en la bolsa. Ya sobre la calle, saqué mi celular de la bolsa del pantalón y sin querer también dejé caer un billete de $10 dólares; una señorita que iba corriendo me alcanzó y me dijo “se le cayó su billete”, al tiempo que me lo daba en la mano… ¡WOW!, pues muchas gracias. Así que muchas buenas impresiones de esta ciudad me deja el primer día.

Gracias por su cálido recibimiento, por tu radiante sol dejando en pausa las típicas y comunes lluvias… ¡Gracias Vancouver! ¡Gracias Destination Canada!.

Share.

About Author

MochileroSoy

Travel Blogger • Relatos, consejos y experiencias al viajar • Viajo con mochila • Taquero de corazón y amante de los Chocolates • La vuelta al mundo: muy cerca!