Auroras Boreales, un sueño cumplido en Whitehorse

4

WhiteHorse.-

Venir a Whitehorse para ver Auroras Boreales, ciudad muy al norte (aunque no tanto) de Canada, porque aun mas al norte se encuentra Dawson City, famosa por aquella llamada “fiebre del oro”en el Territorio del Yukon. Desee tanto estar en este lugar que 3 días serán muy pocos para estar en tus tierras, pero suficientes para sentir la calidez de tu gente a pesar de tus frías temperaturas.

Te dedico éste post, a manera de homenaje por ser participe y cómplice presencial de un sueño de toda la vida. Cuando niño vi una foto con el cielo verde-azulado, tan raro que mis ojos no entendían a que se debía eso. Pregunte mas de una vez, ¿a qué se debe eso?, para mi el cielo es azul y la noche es negra en todos lados; era imposible creer que las noches podrían ser verdes. Me trataron de explicar que es un fenómeno que ocurría al polo norte (boreales), y algo parecido al sur serían (australes). Seguía en entender.

Siempre estuvo ahí presente, lo soñé tantas veces que ahora que lo veo no lo creo, sigo creyendo que es un sueño. Pedí que me empujaran hacia la nieve para comprobar que era realidad. El frío dejó de sentirse por fracciones de segundos, porque la contemplación de mis ojos daba calor al resto del cuerpo como para tenerlo tan rígido y caluroso al mismo tiempo.Yukon

Increíble.-

¡NO LO PUEDO CREER!, lo acabo de ver con mis propios ojos, es verdad, es real. El cielo se puso verde. Aquella foto que vi cuando niño hoy la tengo impresa en mi cabeza por el resto de mi vida. SIGO incrédulo, es un fenómeno natural, de los mejores que este planeta puede otorgarnos. Nadie la forma, nadie se ha hecho millonario creando auroras boreales artificiales. Hay que venir muy al norte del planeta y tener fé, tener esperanza en esperar el momento justo para verlas. Para vivirlas. Para conectarse. Para sentirlas.

GRACIAS vida por estos momentos. No hay palabras para agradecer a quien estuvieron involucrados, me ayudaron e impulsaron en este sueño. HOY deja de ser sueño. HOY es una realidad. Esa realidad que mañana me va a llevar de vuelta a casa con la mochila más vacía y más ligera por el deseo de ver las Boreales. Pero esa misma mochila va cargada de experiencias, de momentos únicos e inolvidables a poco mas de -30º C que por un momentos se fueron hasta los 30º a los que mi cuerpo está acostumbrado en Veracruz.

Caen gotas de agua a mi teclado, son lagrimas en mis ojos que brindan de felicidad… pareciera que se golpean un ojo al otro como dos tarros de cerveza en un verano cualquiera.
No hay mas que escribir. No hay mas que decir. Las boreales, por momentos, son indescriptibles. El sentimiento rebasa cualquier intento de relato; sólo puedo decir que hay que vivirlas. Las boreales son únicas…las veas donde las veas. Que mágico verlas en un país que me ha dado tantas enseñanzas como Canada. Estos momentos se vuelven ahora eternos e inolvidables.

¡Totales e infinitas GRACIAS!… ustedes saben quienes son.
Les quiero.

Share.

About Author

MochileroSoy

Travel Blogger • Relatos, consejos y experiencias al viajar • Viajo con mochila • Taquero de corazón y amante de los Chocolates • La vuelta al mundo: muy cerca!

4 comentarios

  1. Pingback: Mi Bucket List Mochilero

Leave A Reply