Scandinave Spa, una Experiencia de lujo.

0

Decir que nunca había estado en un Spa sería engañarme a mi mismo y mentirles a quienes me leen. Tuve fortuna de estar en Aqaba, Jordania hace casi un año y lo considero así como mi primer spa (algo no común en mí a la hora de viajar), aunque aquella vez fue un masaje exfoliante. No sé de Spa’s y esas cosas…y lo aseguro solo porque eso decía en la recepción de aquel bonito hotel.

ScandinaveSpa Mountain

La única foto al interior que logre capturar.

A 10 minutos del hotel donde nos habían hospedado en Blue Mountain está Scandinave Spa, un lugar que desde que llegas te invita a la paz y la reflexión. Un sitio por demás tranquilo y en un ambiente entre arboles y naturaleza, y no por nada su “slogan” es “Relajación en el corazón de la naturaleza”; que ademas tiene como hashtag al #Shhh y .

Así que desde la entrada, hay que ir con silencio y con toda la intención de disfrutar el ambiente que lo rodea. [Desafortunadamente para mi, no se permiten fotografías ni celulares al interior de las instalaciones] La intención del lugar es cargarse de energía, relajarse, meditar, disfrutar…y es por eso que no está permitido apartes electrónicos.

Registro.

Al cruzar la primera puerta ya se esboza una sonrisa por la chica que con amabilidad nos da la bienvenida. Al momento del registro cada uno recibe una llave del “locker” donde se han de guardar las cosas personales, ahí mismo se encuentran las toallas necesarias para cada uno.
Luego de desvestirse-vestirse y estar listo para salir en traje de baño lo primero que digo (sin querer): ¡ahh, que pinche frío!, y me acuerdo que hay que guardar silencio y aguantarse los mas o menos 14º al aire libre y ¡semidesnudo!.

Experiencia de Spa.

Mi desconocimiento del camino me hizo estar relajado todo el tiempo y como ese niño emocionado por tu primer partido de futbol; así yo, con atención, sigo esas instrucciones donde hay que pasar del caliente al frío y del frío al caliente. Sigo con quienes si tienen experiencia y nos metemos en el Sauna Seco, donde creo que la intención ahí es para sentirse como pollo rostizado. Unos 5 minutos después salimos y nos damos una ducha con agua fría. En la sala contigua está el Sauna de Vapor, a la cual entro con confianza. En ambos espacios cerrados hay niveles donde se siente con mayor o menor intensidad el calor. Ahí me pongo valiente y tardo casi unos 15 minutos en salir, y a repetir el procedimiento del duchazo de agua fría.
Continuamos hasta el area de las albercas donde las temperaturas son: muy caliente – muy frío y otras dos mas abajo de “muy pinche caliente” – “muy pinche fría” y yo ya no sabía si seguir disfrutando o era el inicio del sufrimiento entre el agua fría y el agua caliente, jajaja!.
Al final, como todo, el cuerpo se acostumbra y se aclimata. Por ultimo, disfrutar la alberca en tranquilidad, con los ojos cerrados, pensando en todo y en nada, recordando los buenos momentos que nos brinda la vida. Es el momento en donde cada quien está y se sienta consigo mismo a reflexionar y meditar.

Scandinave Spa

Photo credit: Scandinave Spa

fall - sunset

Photo credit: Scandinave Spa

El masaje más relajante de la vida.

Como teníamos programado un masaje relajante de cortesía, había que apurarse para llegar a tiempo a la cita; que era de esas citas que no se dejan pasar ni perder por llegar tarde. Ahí cada uno recibe un formato que hay que llenar donde se especifica cualquier tipo de padecimiento o enfermedades, presión arterial, enfermedades crónicas, etc. Incluso numero de contacto de familiar y numero telefónico de medico de cabecera. Sale una chica (que llamaré Jane). Me indica para acompañarla hasta su cubículo, me pide que me siente y revisa mi formato punto por punto. Terminado esto me explica que debo quitarme la ropa o no, depende que tan cómodo me sienta y acostarme boca abajo sobre la cama de masajes. Se sale un par de minutos, me deja solo y vuelve a entrar.
Me acomodo y empieza a platicar conmigo al tiempo que masajea la pantorrilla. De lo demás no supe nada y solo me limité a gozar la experiencia, unos 35 minutos de plena relajación hasta el punto de dormir profundamente. No se si ronquee o balbucee, pero si le agradecí muchísimo a Jane porque recién unos días atrás había hecho escalada en la Columbia Británica y sentía el cuerpo molido, cansado y adolorido. Así que la primera experiencia en estos lugares había sido por demás enriquecedora.

Por último, un baño completo para quedar como nuevo y continuar con las actividades del día. Al subir a recepción un chocolate caliente nos esperaba para despedirnos.
Es de esas buenas experiencias en las que unos 2-3 horas se hacen como de 10 minutos. Nos despedimos tal cual como nos recibieron: con sonrisa de oreja a oreja.

Mas datos de Scandinave Spa:

Se encuentra a 2 horas del centro de Toronto.
Se encuentra en el Top 100 de los mejores Spa’s de America (#28), y en el Top 50 de Canada (#9) según el sitio spasofamerica.com.
El Scandinave Spa está abierto ¡todos los días del año! (excepto el día de Navidad) de 10am a 9 pm.
La admisión es de alrededor de $50 dólares y no se necesita reservación, excepto para masajes.

Scandinave Spa Winter

Photo credit: Scandinave Spa

ScandinaveSpa Invierno

Photo credit: Scandinave Spa

ScandinaveSpa Primavera

Photo credit: Scandinave Spa

Share.

About Author

MochileroSoy

Travel Blogger • Relatos, consejos y experiencias al viajar • Viajo con mochila • Taquero de corazón y amante de los Chocolates • La vuelta al mundo: muy cerca!

Leave A Reply