Una experiencia en Helicóptero en el Valle de Okanagan

2

Observar el Valle de Okanagan desde las alturas; así pintaba desde haber tenido la oportunidad de inscribirme a uno de los tours que ofrecía el Go-Media en Penticton, en la Columbia Británica.
Jamas había volado en helicóptero, en el entendido que no es algo que cualquier persona tiene oportunidad, y que no hay servicio comercial para su uso, aunque si existen ya muchos tours que se ofrecen en diferentes ciudades turísticas, como Las Vegas o Cancun, incluso hasta en la Ciudad de Mexico.CityofPenticton

Bien, era un grupo limitado (12 personas únicamente). Luego de encontrarnos en el centro de convenciones vino la primera sorpresa: ¡transportacion en limosina!, si…tampoco me habia subido nunca a una. Penticton es un ciudad pequeña, pero eso si, con aeropuerto; no nos tomó mas de 15 minutos para llegar hasta la base, donde ya no esperaban uno de los Pilotos y un Geólogo, dado que el motivo de tour era conocer un poco de como se formó el valle, los minerales de la zona, el potencial para crecer en viñedos, las formaciones rocosas, un pequeño cañon, las montañas, entre otras cosas.
Luego de una breve charla, nos mostraron de cerca los helicópteros, no sin antes explicarnos que en realidad es ahi una escuela de pilotos, incluso presumen ser una de las mejores en la provincia y de gran importancia. Nos dieron información básica de como había que subir al helicóptero mientras éste se encontraba en operación, así como conocimientos básicos de seguridad.BaseHelicopteros BigHelicopter Helicopteros

Asi, el grupo dividido en 2, dado que solo podían subir 6 como pasajeros, uno junto al piloto (en la parte de enfrente) y los otros cinco en la parte posterior. Se fue el primer grupo, y luego de unos 15 o 20 minutos volvieron por el segundo, donde estaba yo. Había que subir con el helicóptero en marcha, luego de que cada quien ocupara su lugar vinieron las vistas maravillosas al valle y los 2 lagos desde al aire. Si bien es cierto, cuando uno despega o aterriza en un avión se alcanzan a observar grandes vistas, sin embargo, son hasta cierto punto “fugaces” y duran escasos minutos; en el helicóptero la diferencia es que luego del despegue se mantiene a una altura en la que se disfruta realmente el paisaje. Sobrevolamos unos 15-20 minutos hasta llegar a una montaña, justo donde estaba el otro grupo, así nosotros debíamos bajar y el otro grupo subir para volver al aeropuerto. A la hora de despegar las sensaciones son extrañas y de nerviosismo…pero sin duda con adrenalina, divertido y emocionante!.

Fueron otros 20 minutos de espera en el lugar, un bosque semi-desertico con un gran paisaje del valle de Okanagan, y apreciando claramente que Penticton es una pequeña ciudad que puede presumir estar justo entre dos grandes e importantes lagos de la zona, el Okanagan y el Skaha.OkanagaValley Valle de Okanagan ValleOkanaga

Volvió el helicóptero por nosotros para regresar de manera inmediata (y con un vuelo mas rápido) al aeropuerto. Fue una experiencia diferente, primero el conocer la geología del lugar, luego sobrevolar y por ultimo descender en una montaña en medio de la nada donde ningun otro medio de transporte puede llegar.
Ya en el aeropuerto teníamos la sorpresa de unos bocadillos, parte del lunch (para los asustados) y  posteriormente volver a centro de la ciudad nuevamente.

Son esas experiencias que para algunos pueden resultar indiferentes, o incluso aburridas y sin sentido…pero para otros (como yo) espectaculares e inolvidables.
Si tienen oportunidad en algún momento de la vida poder hacer un paseo o tour en helicoptero, ¡háganlo! puedo asegurarles que la sensación de observar desde las alturas lo diminutos que somos en este gran mundo es indescriptible, si a ello se le puede sumar que sea en la playa, en el gran cañon, en la gran ciudad de México… ¡les dejara sin palabras!Lakeside Resort PentictonCity

Share.

About Author

MochileroSoy

Travel Blogger • Relatos, consejos y experiencias al viajar • Viajo con mochila • Taquero de corazón y amante de los Chocolates • La vuelta al mundo: muy cerca!