Desde Bogota hasta el Putumayo.

3

Tenía muchas ganas de recorrer una gran parte de Colombia cuando me la puse como meta para visitarla, algunos siguen pensando que es peligrosa, que no es tan bonita, que no vale la pena, que la guerrilla, que esto que lo otro… pero yo estaba emocionado por re-descubrir lo poco que pude conocer y visitar hace casi 9 años.

Dicen que “el único riesgo que tiene Colombia es querer quedarse“; así me alistaba para visitarla durante 20 días lo máximo posible…
 
Bogotá los primeros 4 dias, y después camino al departamento del Putumayo, ahí donde amablemente había recibido una invitación de parte de una emprendedora Empresa de Turismo Alternativo que ofrece experiencias y actividades de ecoturismo, torrentismo, canyoning, rappel, etc. Cuando empezaba a armar la ruta de Colombia les platicaba y preguntaba a algunos amigos bloggers de allá como +colombianaviva  o +Eloy Quirós sobre que hacer y como moverme, y ellos fueron los primeros en sugerir que debía visitar esta región desconocida ¡hasta para los propios colombianos! y sin pensar dije SI!; y es que mucha gente no se anima a ir para allá por la historia que acarrean con la guerrilla siendo que está localizado muy cerca a la frontera con Ecuador y por ahí es la entrada al Amazonas, entonces solía ser una zona riesgosa. 

Finalmente me pusieron en contacto con Juan Pablo Ramirez, que es quien dirige Ecoturismo Putumayo para la posibilidad de experimentar sus servicios y de esta manera compartir la experiencia en el blog. La expedición estaba planeada por realizar el fin de semana del 21 al 24 de Marzo (feriado para Colombia) por ello había retrasado mi salida de Bogota camino al Eje Cafetero (como originalmente tenia marcado). Un día antes a la partida me encontré con Juan Pablo, y después de platicar un par de horas y un par de cervezas me dejó muy ilusionado de la maravilla que me esperaría por conocer. 


Ahora es diferente me dice, y me explica que los nuevos riesgos ahora son el asombrarse ante la naturaleza, el enamorarse de un ecosistema sano, sin alteraciones y completamente al natural, observar la selva tal cual es, la Cascada del Fin del Mundo o el Ojo de Dios, como conocen a estos atractivos naturales… y los peligros quizá puedan ser por picaduras de algunos animales como hormiga Conga, insectos o plantas, o la propia comida o agua a la que normalmente no está acostumbrado el organismo; pero no tenía mucho de que preocuparme porque estaba respaldado por un seguro de viaje que me acompañaba, el cual había contratado con Iati Seguros por recomendación de mi amigo Adrian de +Molaviajar y que amablemente también me ayudaba a aclarar varias preguntas como: ¿vale la pena si voy de viaje por Colombia? ¿es un gasto o una inversión? ¿debo contratarlo? y una larga lista de dudas y etcéteras respecto a los seguros… en fin, contratado estaba y me sentí mas tranquilo estando con un seguro (algo que deben hacer cuando salen del país).

Hormiga Conga.

Así es como empezaba la travesía que les relataré por partes… 

La cita del Viernes era a las 8 de la noche en la estación de Autobuses y puntual (muy a pesar del trafico de locura que se volvió Bogota por ser feriado), ahí me encontré y conocí a los encargados de guiar al numeroso grupo y a algunos integrantes del citado grupo que también iba para Mocoa y con quienes iba a compartir la experiencia. 
*Costo Taxi hasta la Terminal: $12,000 COP ($6.15 dlls)
*Costo Boleto Bogota-Mocoa: $60,000 COP ($30.75 dlls)
Arriba del cómodo autobús empezaba el viacrusis para salir de la ciudad, de la que terminamos saliendo a las 12 de la noche y un recorrido que se suponía es de unas 11 hrs aproximadamente se convirtió en ¡14 horas arriba de un autobús! y muy a pesar del chofer que me hizo pensar en mas de una ocasión que el seguro iba a tener que ocuparlo por su culpa; es una carretera tan llena de curvas  y que las tomaba con aquella confianza de como si trajera una Formula 1, terminé agradeciendo infinitamente a todos los santos que a las 10:30 am estuviéramos en Mocoa sanos y salvos.
*Vale la pena ir bien abrigados porque aunque ofrecen un “cobertor” el aire acondicionado lo ponen como si llevaran pingüinos en lugar de pasajeros jaja!.

Nos recibía una torrencial lluvia (típico del Amazonas) y debíamos alistarnos pronto para hacer la primera actividad programada; así es como que llegamos a la Posada donde sería nuestro hogar por 2 noches para instalarnos y prepararnos para la aventura…

 



 
 
 
 
Mochilero Soy.
Share.

About Author

MochileroSoy

Travel Blogger • Relatos, consejos y experiencias al viajar • Viajo con mochila • Taquero de corazón y amante de los Chocolates • La vuelta al mundo: muy cerca!

3 comentarios

    • Claro, muy buena apreciación… iré contándolo por partes para no hacer un post tan largo y cansado.

      De esta region de Colombia (en el Putumayo) fueron 3 días muy intensos de deporte extremo. Agradezco tus comentarios y criticas y te mando un gran abrazo y saludos.

  1. Pingback: Catedral de Sal en Zipaquirá. - MochileroSoy.com

Leave A Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.