Relato de un viaje de 25 hrs hasta Rosario, Arg.

0
Corría el 6 de Febrero en la ciudad de Mexico, un sol radiante la embellecía por la tarde y yo tenia que apurarme al aeropuerto y abordar el avión para lo que sería cumplir un sueño más de viaje: Buenos Aires, Argentina.
Escucho en la sala de abordaje el vuelo 621 rumbo a Santiago de Chile con horario 19:25 hrs, operado por LAN, mas que pronto tomo mi mochila para subir y ocupar mi lugar dentro del mismo. Una vez arriba no hay mas que hacer que relajarse porque va a ser un viaje de 8 horas hasta el sur de America.

El entretenimiento abordo de LAN airlines es genial: películas, series, comedia, documentales, videos y hasta videojuegos para los mas peques. Con todo esto, seguro te hace el vuelo menos aburrido y menos cansado, aunque claro que el mío lleva acompañado de cerca la media noche, así es que hay que encontrar la mejor postura para pegar el ojo y dormir lo mas posible. De la comida, cena y demás en los aviones, mejor ni hablamos… algo deben hacer algún día para remediarlo.

Y así pasan los minutos con sueños nocturnos atravesando y surcando las oscuras nubes a la vez que se escucha el sonido de los motores que impulsan esta gigante ave de acero. Y de repente son 6:45 y arribamos a la ciudad de Santiago de Chile, para ésta escala ya traigo un pequeño itinerario por si hay tiempo de darse una escapada a la ciudad desde el aeropuerto; al final y sin poder hacer salida no queda mas que esperar las casi 8 horas en el “poco entretenido” aeropuerto para el siguiente vuelo a Buenos Aires.

Finalmente el vuelo es anunciado para las 14:25 (ojo, que ya han pasado 16 horas desde la salida de México) y es momento de subir nuevamente al avión; es un vuelo corto y con 2 horas de duración aterriza suavemente y apenas se hace sentir el golpe de las llantas con la pista (aplausos para el piloto) en el aeropuerto internacional Ezeiza de la ciudad de Buenos Aires. Se viene el pase por migración y sin mayor contratiempo salgo con mi mochila con ansias de respirar el aire Argentino. 

Cierro los ojos y se me ilumina una sonrisa de oreja a oreja por el hecho de llegar a una ciudad que había soñado conocer desde hace mucho tiempo. El oficial de aduana me pega el típico grito de ¡siguiente!, apenas termina la frase pego un salto y sin mas aspaviento acomodo mi mochila por la banda de revisión diciendo: ¡perdón, perdón ya voy! …y una vez en la terminal me repito que al fin estoy pisando suelo Argentino, al tiempo que recuerdo las ya 19 horas de viaje (si en el mapa no se ve tan lejos, porque tanto tiempo de viaje); hago una nueva pausa y recuerdo que mi reservación está confirmada en Rosario, provincia de Santa Fe y no en Buenos Aires, así que hay que tomar un autobús hasta tal ciudad y por fin llegar a dormir a una cama. Para evitar salir del aeropuerto e ir hasta la estación Retiro, de la cual no había leído cosas muy buenas en el tema de la seguridad, decidí tomar el servicio de autobús con Tienda Leon; autobuses de dos pisos, en la parte de abajo solo 13 asientos tipo cama bastante cómodos, con pantalla individual, en la parte de arriba, unos 30 asientos mas que cambian comodidad por disfrutar el paisaje desde un poco mas de altura.

El servicio que brinda el autobús es hasta la puerta de tu casa por $400Arg, hostal, apart u hotel al que vayas, así que para evitarse meter a callecitas de la ciudad, nos envían en un taxi. ¿Se acordarán que hice mención de la comida en los aviones?, pues para esa hora ya había hecho poco daño en mi estomago, así que le platico un poco la historia al chofer y amablemente me lleva a una farmacia antes de llegar a mi Apart. Son las 12 de la noche (hora local) y puedo decir gustoso: ¡por fin llegué! solo después de las 25 hrs y 35 minutos de viaje, 14 horas de viaje efectivo.

No queda mas que reponer un poco de energías que el día siguiente es siempre una oportunidad de aprovechar porque estamos viviendo también un nuevo sueño… viajar a Argentina.



Mochilero Soy.
Share.

About Author

MochileroSoy

Travel Blogger • Relatos, consejos y experiencias al viajar • Viajo con mochila • Taquero de corazón y amante de los Chocolates • La vuelta al mundo: muy cerca!

Leave A Reply