Hospedaje en Oaxaca.

2

Para mucha gente el hospedaje juega un papel principal dentro un viaje, eso es una realidad, para algunos eso pasa a segundo termino, y la realidad aquí es que si estas de visita o piensas visitar Oaxaca no tienes mucho de qué preocuparte, hay muchas opciones y todos son muy recomendables; en el centro histórico podrás encontrar varios Hoteles, Casas, Casonas, Hostales, Edificios, etc., 


Yo esta ocasión opté por el Hotel Abu, un pequeño hotel de 52 habitaciones que en su fachada aún mantiene el pasar de su historia. A escasos 5 minutos caminando está el templo de Santo Domingo y a 7 minutos esta la catedral y zócalo de Oaxaca (contaditos), incluso de ahí al auditorio Guelaguetza hicimos 15 minutos (la subida es complicada pero tampoco es extrema). Tiene WiFi gratis y desayunos incluidos; si llevas bebé te pueden prestar una cuna para mayor comodidad de la familia, plancha y demás cosas no las tienes en la habitación pero las puedes solicitar y amablemente te las prestan. 
El baño de la habitación puede ser incómodo para algunos por lo reducido de espacio, yo en particular no tengo problema con ello porque he estado en hostales hasta compartiendo baño y no me causa ningún conflicto ni motivo de queja, pero si he de mencionarlo para tenerlo en cuenta.

El hotel no cuenta con estacionamiento, pero si con servicio de valet parking a donde se llevan y resguardan tu vehículo con toda confianza; o si tienen suerte y no tienen problema como yo, dejarlo en la calle justo enfrente del hotel también es bastante seguro.

A media cuadra del Hotel Abu está el Quinta Real (ex-Camino Real) y a la vuelta el Oaxaca Real; otras buenas opciones son el Casa Azul, Casa Rua, Casa Real y las 10 mil Casas…jaja! y/o Hostal Alcalá, a espaldas de la catedral y tiene habitaciones compartidas ¡desde $100 MXN! no hay pretexto para no viajar a esta maravillosa ciudad.

Basta resaltar que el centro histórico es bastante seguro, con cámaras de vigilancia en calles y al menos observé dos policías en cada esquina. Algo que empieza a ser un cáncer de ciudades tan bellas e históricas en eventos culturales tan representativos, como ya sucede en Guanajuato con el Cervantino son los que se les pasan las copitas y empiezan a hacer desfiguros y atentan contra la ciudad y la moral, orinando y vomitando a media calle, algo muy desagradable.

Oaxaca es una ciudad muy hospitalaria y atenta con el visitante, opciones de hospedaje hay muchos y de muy variados precios.

Tips:

*Si piensas asistir a la Guelaguetza, ten presente reservar mínimo 3 meses de anticipación.
*Pregunta las opciones que hay de desayunos incluidos.
*En el hotel siempre pueden ayudarte con tours o guías de visita.


Mochilero Soy.
Share.

About Author

MochileroSoy

Travel Blogger • Relatos, consejos y experiencias al viajar • Viajo con mochila • Taquero de corazón y amante de los Chocolates • La vuelta al mundo: muy cerca!

2 comentarios

  1. ¡Hola!

    Cuando estuve hace años en #Mejico, Oaxaca me quedó pendiente. Muchas gracias por tu post, me vendrá muy bien cuando vuelva a tu maravillosa tierra.

    Un abrazo desde España

    Marita (www.viajesycosasdeM.com)

Leave A Reply