Oaxaca mágico.

3

Viajar puede resultar casi siempre positivo y benéfico para cualquier persona…y mas cuando te mezclas en una ciudad tan mágica, linda, limpia y tan llena de bellas costumbres y tradiciones; si, les hablo de Oaxaca.

Situada a unos 460 kms de la ciudad de México, Oaxaca tiene una temperatura anual entre los 22º y 29º; y así nos recibe, fresca y cálida a la vez. Llego por la noche y ya me sorprenden sus tradiciones con un río de gente paseando por sus calles a música de banda para recordar a sus seres queridos fallecidos en las llamadas “Comparsas de barrio”.

Al dia siguiente amanece un día despejado y soleado como para disfrutar al máximo de Monte Alban, nos trasladamos a éstas mágicas ruinas que se encuentran a unos 15 minutos del centro de Oaxaca. Te puedes perder entre lo que fue una ciudad habitada por ‘Zapotecos’ alrededor de unas 3 horas.













La tarde me acoge en el centro de la ciudad buscando donde comer encontrándome finalmente con el tradicional y famoso Casa Mayordomo para deleitarme de su comida típica y su famoso chocolate. Después, un bello paseo por el corredor turístico y calles empedradas me llevan al Templo de Santo Domingo, una impresionante iglesia bañada en oro que fue visitada por el Papa Juan Pablo II para orar junto y para los enfermos (1979).

Plato Mayordomo
Plato Mayordomo

Por la noche, me doy una emocionante vuelta por el panteón y sin obtener gran éxito para ver los festejos y arreglos de las tumbas del familiar recordado y fallecido.

Tercer dia: Mitla que en nahuatl significa “lugar de muertos” es otro sitio arqueológico que esta a escasos 45 minutos; pequeña pero con gran historia éstas ruinas fueron centro de poder de cultura zapoteca una vez perdido éste en Monte Alban; a sus alrededores hay un mercadito de artesanías.



A la salida de Mitla me encuentro uno de las varias y tradicionales Mezcalerias artesanales, un sitio donde me han mostrado como realizan esta típica bebida Oaxaqueña donde al final y mas bello de todo es “degustarla” para después llevarte un que otra botellita bajo el brazo.


A mi regreso a Oaxaca me encuentro con Santa Maria del Tule para asombrarme del mas famoso árbol de este país: el árbol del Tule, que cuenta con mas de 2000 años de vida, con una altura de 42 metros y un diámetro de 14 metros y se calcula pesa alrededor de unas 636 toneladas. Ésta ciudad, cuna de la Empanada no puede dejarte ir sin probar sus variados y típicos platillos.


Para cerrar con broche de oro, me pierdo en el centro de Oaxaca una vez mas para deleitarme de la extensa gastronomía que lo representa en su tradicional mercado. Poco después me encuentro con un buen amigo y apasionado ‘turismólogo’: Roman Olmedo; y bastan solo unos minutos de charla para darte cuenta del basto conocimiento y amor por su tierra; asi hicimos la ultima degustacion de una nieve con sabor a mezcal para despedirnos de tan grata compañía y tan bella ciudad prometiendo algo muy simple: <Volveré a Oaxaca>.

5 Cosas imperdibles en Oaxaca:

1. Comer Tlayudas, típico platillo hecha con un gran tortilla de maíz.
2. Visitar el Templo de Santo Domingo.
3. Probar un vasito de Mezcal.
4. Caminar por el corredor Turístico.
5. Tomar un chocolate en Casa Mayordomo.

Templo de Santo Domingo




Mochilero Soy.
Share.

About Author

MochileroSoy

Travel Blogger • Relatos, consejos y experiencias al viajar • Viajo con mochila • Taquero de corazón y amante de los Chocolates • La vuelta al mundo: muy cerca!

3 comentarios